27 dic. 2011

Jaula de transporte para conejos


Materiales necesarios

Para la realización de este utensilio, necesitaremos un trozo de rejilla electro soldada consistente como la que aparece en la imagen.



También necesitaremos otro malla electro soldada más sencilla y con lo huecos de menores dimensiones para el fondo de la jaula, el tamaño del cuadrado tiene que ser adecuado al tamaño de las patas (más pequeño) de los conejos que vamos a transportar a fin de evitar daños en las extremidades.( Imagen)
Unos alicates de corte, una máquina de grapar y grapas. 

 y un listón de madera, una lima de hierro, un trozo de alambre grueso y otro delgado.

El tamaño de la la jaula

No propondremos unas dimensiones fijas ya que estas son totalmente variables, aunque es bueno pensar que cuanto más grande sea, más difícil será manejarla, sobre todo si tenemos que realizar grandes desplazamientos por el campo.

También es importante tener en cuenta que si bien el largo y el ancho de la misma es totalmente variable, no es nada conveniente que la altura de la jaula sea superior a los 12-15 centímetros a fin de evitar que unos conejos se amontonen encima de otros.

Como se puede apreciar en la imagen los conejos no pueden amontonarse, evitaremos con ello que lleguen sudados a la zona de destino.

La elaboración de la jaula.

Comenzaremos por cortar un paño de malla electro soldada a la medida que tenemos pensado darle a nuestra jaula de transporte, una vez hecho esto, doblaremos los lados como si de las patas de una mesa se tratase. Las dobleces no deben superar los 12-15 centímetros de cada lado.

Posteriormente cortaremos dos tiras de malla de la misma altura de las dobleces que hemos hecho y del largo de la jaula, par hacer los lados que faltan. Aunque es opcional cortaremos una tercera tira de las mismas dimensiones que las dobleces de los lados, esta nos servirá para incluir una división dentro de la jaula de transporte si por ejemplo queremos llevar machos y hembras separados. (Ver imagen) 
posteriormente con la grapadora de rejilla y unas grapas uniremos todas las piezas.
Pasaremos ahora a cortar la rejilla para el fondo la jaula y al igual que con las anteriores piezas la uniremos al conjunto.

Con la estructura rematada pasaremos a abrir un hueco en la parte superior (en la malla dura, no en el fondo), este será por el que introduciremos los conejos al interior de la misma.

Con el hueco hecho cortaremos un trozo de malla de tamaño superior al del hueco que hemos abierto a fin de que apoye en los bordes. Una vez hecho esto, cortaremos un trozo de alambre (grueso) del tamaño adecuado para cubrir todo el trozo de malla (todo el borde). Al añadir el alambre con unas grapas daremos la consistencia necesaria para que al cerrar la tapa esta no blandee de lo contrario los conejos podrían llegar a fugarse.


Una vez acabada la tapa repasaremos todas la rebabas e uniremos esta a la extructra con unas grapas  (estas harán las veces de una bisagra), es bueno poner tres o cuatro seguidas (llenando una cuadricula de rejilla de los lados y otra en el centro para evitar que la tapa se desplace lateralmente).


Con la tapa puesta pasaremos a elaborar con un trozo de alambre (no muy duro pero si consitente) lo que será el cierre de la jaula, dándole la forma que se aprecia en la imagen.

 
 
Con la jaula ya rematada podemos añadir a le estructura unas asas hechas con alambre (ver imagen inferior) y unos refuerzos laterales para evitar que se desuelden los alambres con el peso, al transportar la jaula llena de conejos por el campo.

También es muy cómodo e interesante añadir al fondo de la jaula dos listones de madera para que esta toque con el suelo evitando daños en las patas de los conejos o que estos tengan que descansar sobre sus orines durante el viaje.
En los bordes superior e inferior haremos dos hendiduras (se aprecia en la imagen de los listones en la parte superior) y posterior mente las uniremos a la jaula atándolos al fondo con un alambre fino.

Y ya para finalizar es importante que empleen algo de tiempo en  eliminar con la lima todas las rebabas de la jaula, sus manos y los conejos se lo agradecerán. Sobre todo recuerden que es fundamental asegurarnos que los conejos lleguen las mejores condiciones a sus destinos.

También es bueno recordar que una vez realizado el transporte antes y después de usar las jaulas es importante desinfectarlas y lavarlas para evitar enfermedades. En el caso de la jaula que acabamos de realizar se puede incluso chamuscarlas con un soplete, esto es muy cómodo sobre todo para librar la estructura de pelo.






Bienvenidos al Aula Virtual de la Unión Nacional de Asociaciones de Caza que se hace con las aportaciones y experiencias de cazadores, juntas directivas, técnicos y guardas de todas las Comunidades Autónomas de España.